Salud intestinal, Salud cerebral

intentinosHola, ¿qué tal se encuentra tu intestino?

¿Sabes que el estado de tu intestino tiene una gran influencia en tus emociones y pensamientos, y como tal en tu salud?

Y es que cada vez existen más evidencias científicas que así lo afirman. Nuestro intestino es nuestro segundo cerebro. Pero más allá de todas estas confirmaciones en la ciencia, si te paras a pensar un poco, observarás que es una cuestión muy evidente y con bastante coherencia, pues como todo en nuestro organismo y en la vida constituye en sí una Unidad. Tu mente está también relacionada con tu estómago.

Los expertos dicen que en nuestro intestino se alojan 100 millones de neuronas. Nuestro abdomen, nuestro estómago, nuestro intestino está VIVO, y como tal SIENTE todo lo que acontece en tu cuerpo. Su red neuronal no elabora pensamientos como nuestro primer cerebro, pero sí nos influye en nuestro estado de ánimo y también en el sueño. Emociones tales como el miedo, la ansiedad se sienten directamente en tu estómago. Lo mismo para la risa y para cuando sentimos el cosquilleo al ver a alguien que nos gusta. Y es que nuestro abdomen está considerado por estructura y neuroquímica un segundo cerebro. Nuestro intestino está conectado directamente al cerebro del encéfalo.

¿Sabes que a través del intestino se producen entre un 70 y 80 por ciento de las células inmunitarias del organismo, que éstas inervan los órganos y garantizan nuestra vida?
Dicen que nuestro intestino toma también sus propias decisiones, pues cuenta con algunas de las mismas terminaciones nerviosas que el cerebro. Nuestro estado de ánimo también se aloja en el estómago, pues ahí se produce y almacena un gran porcentaje de serotonina, la llamada hormona de la felicidad. También afirman que el intestino alberga una compleja red de neurotransmisores y moléculas idénticas a las de nuestro otro cerebro (serotonina, melatonina, adrenalina…).
Situándonos en la parte de las enfermedades hay que decir que la gran mayoría de trastornos, disfunciones y enfermedades, tienen su causa en una deficiente, pobre y obstruida higiene intestinal. Esto se produce por varias causas, siendo algunas de ellas las siguientes:
        1. Como consecuencia de comer gran cantidad de sustancias  a los cuales no estamos adaptados por nuestra biología, es decir no es un alimento óptimo(carnes y toda clase de derivados, lácteos)
         2. Por exceso de incluir alimentos cuya vida y propiedades nutricionales han sido destruidos por el calor.
        3. Por el tema de las compatibilidades alimentarias, así como de comer “cosas” por llamarle de alguna manera, pues eso no tiene categorización ni de alimento, pues estos no nos nutren para nada sino que nos obstruyen y nos llenan de residuos insalubres para nuestro organismo entero(bollerías, harinas, azúcares..) y más objetos sin identificar, plásticos de las llamadas chucherías, ganchitos y demás… Todo ello, está claro que por comerlo en exceso.
Una verdadera salud se inicia en tu intestino, es el punto de partida para adentrarte en una Salud Integrativa. Aliméntalo con su combustible adecuado y tendrás mucho campo ganado para cada uno de tus cuerpos. Así lograrás ese equilibrio necesario entre los dos cerebros. Ello te permitirá aportar una nutrición óptima para tu cuerpo físico, te aportará energía vital, pensar con claridad, y mantenerte conectad@ con tus emociones y enraizad@ en tu Ser. Si no sabes por dónde empezar, aquí estoy yo para educarte, guiarte y acompañarte en el proceso.

Maite Gómez. Higienista en Salud Integrativa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *