Pastel-de-calabaza

PASTEL SANO Y VEGANO, SIN HARINAS NI AZÚCARES AÑADIDOS

 

Pastel sano y vegano sin harinas

¿Quién ha dicho que un pastel no puede ser sano y a la vez exquisito?

Este pastel es un regalo para tus papilas gustativas, para tu sangre y tus órganos y  está libre de crueldad y sufrimiento animal. 

Además, con este pastel, disfrutas sin que aparezca “don remordimiento” después de comértelo, pues sus ingredientes son alimentos reales, que apenas generan toxinas, son alimentos naturales, limpios y nutritivos.

Es decir, un pastel libre de “culpa”, sin explotación animal, un pastel rico, nutritivo, sano y vegano, sin harinas ni azúcares añadidos, sólo los naturalmente presentes en el alimento.

¿Suena bien, verdad?

¡Vamos con la receta!

 

INGREDIENTES (8-10 personas). Los ingredientes en este tipo de cocina  no son tan concretos y exactos como en la repostería convencional. Por ello, son aproximados. Tenéis que ir probando, según preferencias de gustos y texturas.

-Calabaza (cuánto más dulce, mejor):  1 kg aprox.

– Uvas pasas sin hueso o arándanos o una mezcla de ambos: De 150-200 grs.

-Manteca de cacao o aceite de coco: 5 grs aprox.

-Dátiles naturales: 100-150 grs.

-Anís en grano(al gusto).

-Canela(al gusto).

-Kuzú : 1 cucharada o agar agar en escamas(2 cucharadas), tb puede ser agar agar en polvo.

-Nata de coco: 1 lata de 400 grs. O bien se compra nata de coco para montar o bien ya montada o sino una lata de leche de coco con un contenido mínimo de grasa de coco de un 65%. También se puede utilizar nata de soja.

-Algarroba en polvo: 2 cucharadas aprox.

-Harina de coco o coco rallado : 2 cucharadas aprox.

 

PARA LA BASE:

-Pasas de cualquier tipo, si se desea muy dulce, sino, arándanos o bien una mezcla de ambos.

-Manteca de cacao o bien aceite de coco. 2-3 cucharadas de aceite líquido, resultante de haber disuelto la manteca en un cazo a fuego lento para poderla convertir en aceite.

Introducir las pasas en el robot de cocina y triturar hasta conseguir una masa compacta. Añadir el aceite de la manteca de cacao y mezclar. Una vez se consiga una masa homogénea, sacar del robot y mezclar con las manos hasta hacer una bola. Para que no se te queden pegadas las manos a la masa, es recomendable ponerse un poco de aceite en las manos.

Una vez tengamos la bola con la masa de una forma compacta, extender sobre papel vegetal y después introducirla en el molde y extenderla bien por la base y por las paredes.

 

PARA EL INTERIOR:

Trocear la calabaza y hervirla al vapor. Una vez esté la calabaza en su punto, se deja enfriar y se tritura en el robot de cocina. Moler el anís en grano y añadir al gusto.

Introducir la calabaza en un recipiente para poder espesarla. Para ello, nos vamos a ayudar del Kuzu o del Agar-agar.

Disolvemos la proporción arriba indicada en un poco de agua (si es Kuzú, si es Agar-agar, se le añade directamente a la calabaza) y lo añadimos al recipiente de calabaza que se está calentando. Removemos hasta que toma cuerpo la calabaza y empieza a espesar. Una vez ha empezado a espesar, verter la mitad de la calabaza en el recipiente.

 

PARA EL RELLENO:

Preparamos una riquísima crema de dátiles: los dátiles previamente remojados en agua caliente mín. 30 min, quedando cubiertos por el agua.

Una vez se han ablandado con el agua, retiramos la piel y el hueso y lo trituramos con el agua del remojo y añadimos un poco de canela (al gusto).

Extendemos una capa(no muy gruesa) sobre la calabaza que hemos colocado previamente en el molde.

Añadimos la capa superior(esta sí es más gruesa) con la calabaza restante y dejamos el pastel en el refrigerador hasta que espese del todo (mínimo 4 horas).

 

Pastel sano y vegano sin harinasPARA LA DECORACIÓN FINAL:

Hacemos una crema con la harina o polvo de algarroba y la harina de coco y un poco de bebida vegetal y lo añadimos como cobertura.

Con la nata de coco, previamente refrigerada, mínimo 4 horas, se introduce en la manga pastelera y se le da la forma deseada. Para montar la nata, al ir a abrir la lata, tener cuidado de no agitarla. Tomar la parte grasa, que se deposita al refrigerarse en la parte superior y no poner el líquido. A este se le puede dar otra utilidad.

Una vez esté montada, añadirle(si se desea), un poco de sirope de ágave o de arce para endulzar la nata.

Y ¡listo para ñam-ñam!

 

Te animo a que hagas este rico y sano pastel y que me cuentes como te ha quedado, dejando un comentario abajo.

También puedes compartir una foto en Instagram con el hastag #maitegomezhigienista

 

La alimentación y nutrición con la que nutres tu cuerpo, es un pilar básico y esencial para sentirte bien, para tener salud, vitalidad y felicidad.

Si quieres cambiar tus hábitos de alimentación hacia una dieta más natural, una dieta basada en nuestra fisiología, que respeta las compatibilidades alimentarias, que apenas genera residuos tóxicos, que te aporta todos los nutrientes que tu cuerpo necesita y que no explota ni lastima a otros seres sintientes, puedes contactarnos puravida@maitegomez.es y te indicaremos nuestros servicios en el área de nutrición.

 

Maite Gómez. Asesora y educadora higienista de Salud natural y Nutrición. Enfoque biológico, fisiológico e íntegro de la salud.

Experta en dietas de desintoxicación, ayuno e higiene de vida.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.