¿PARA QUÉ CREES QUE NO ESTÁS PONIENDO LÍMITES EN TU VIDA?

Sí, has leído bien, ¿Para qué crees que no estás poniendo límites en tu vida?

No me he equivocado al escribirlo, he escrito para qué en lugar de por qué. Haz la prueba, hazte la pregunta de las dos maneras, una con el ¿Por qué? y la otra con el ¿Para qué? y observa la diferencia.

Anótalo en un papel para que no se te pierda en la mente y luego puedas analizarla más detenidamente.

En el no establecer límites en tu vida, cuando es necesario que lo hagas, tú estás obteniendo una serie de beneficios, tales como:

  • Evitar enfrentarte a un posible rechazo y desaprobación. Así que te ves tragando y tragando, en una actitud como de buen@, sintiéndote así en parte arropad@ por la gente a la que no contradices porqué así te sientes protegid@ y querid@. Este rol se inicia en la infancia, cuando de manera inconsciente tus padres, familiares, adultos te llevan a actuar de esta manera.
  • Evitar hacerte cargo de una situación por miedo a no poder afrontar o controlar lo que viene después. Esto sucede cuando no te ves con la suficiente energía o con los conocimientos suficientes o incluso con una buena asertividad para expresar tu postura.
  • Mantenerte en la zona “cómoda”, porqué a pesar, de que lo pasas mal, al no poner límites, esto se ha establecido ya como un hábito o rutina en tu vida y digamos que no te ves reaccionando de otra manera.

Estos son algunos de las “trampas” que te pones para evitarte así poner límites. Es super importante tener una buena higiene en cuanto a emociones y asertividad se refiere, pues de lo contrario estás restando integridad en lugar de completarte, y estás así perjudicando a tu salud. Te dejo esta frase  que define muy bien lo aquí expuesto, concretamente en el tema de la aprobación.

“Nunca negocies tu autenticidad por una mirada de aprobación” (Paulho Coelho).

Maite Gómez. Higienista en Salud Integrativa. Gestión y Enseñanza de la Salud y la Nutrición.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.