CONOCE MI HISTORIA

Maite-Gómez_conoce-mi-historia

Mi infancia se coloreó en Barcelona, cerca de la mágica montaña de Montjuïc. Cuando tenía 4 años, mi familia, adquirió un terreno rústico en la zona de L’Alt Penedés y fue allí que mi inteligencia naturalista fue desarrollándose.

Fueron recuerdos memorables de mi vida. Naturaleza en estado puro, con mi familia, mis primos y amiga. Me encantaba comer manzanas ácidas, subirme al nogal, a la higuera, ir en bici, bañarme en el río, en la piscina natural que construyeron mi padre y mi tío y que aún sigue al día de hoy, el olor de las matas de tomates, su sabor, los nísperos, cerezas, etc.

A mis 22 años me independicé de mi hogar familiar y me fui a vivir con mi pareja, la persona que más valores, entrega y amor, ha aportado a mi vida, junto con mi familia. Estuve unos años algo alejada de mi ciudad natal, viviendo en una casa en la naturaleza. Luego volví a ella por un tiempo y de nuevo me he vuelto a alejar.

¿Cómo soy?

 Soy entusiasta de la vida y apasionada de la salud. Soy constante, reivindicativa, con gran sentido de la justicia y especialmente en mi ámbito de salud, estando entre los principales el defender y educar a la humanidad en los principios biológicos naturales de auto-curación de nuestro cuerpo.

Años que llevo

Hace 15 años vivencié una gran revolución interior. Fue una dura experiencia con largos e intensos episodios de sufrimiento psico-emocional y ausencia de sentido vital.

¿Qué me pasó?

Me había desconectado en mi niñez de mí misma como forma de compensación para no sufrir más y como tal me creé algunas máscaras.

¿Cómo fue el proceso de transformación?

Durante este episodio, lloré mucho, grité, pataleé. Me preguntaba quién era yo realmente, qué había detrás de mis corazas, detrás de mi personalidad.

Me limpié en profundidad mi cuerpo físico y psico- emocional pues estaba muy tóxica, debido a la alimentación y tóxicos (fármacos) recibidos en mi vida y otros factores.

Fue un duro y largo proceso, una verdadera catarsis. Realmente fue el viaje más interesante y gratificante que he vivenciado hasta el día de hoy.

“Me quité muchas capas y mucho lastre que no me pertenecía”.

¿Cómo me reencontré y también me sané?Conoce mi historia

Esto tuvo lugar justo en el momento que realizaba un cambio de alimentación, de comer prácticamente de todo a pasar a una alimentación natural higienista y vegana, que no generara apenas toxinas y que me posibilitara limpiarme interiormente y en mi caso, como también en el de otras muchas personas, transformarme a través de ella.

“Pude ir reconociendo mi verdadera identidad y poco a poco mi autenticidad. Me sané de malestares y dolores que me limitaban y me dificultaban llevar una vida plena y con sentido.”

Lo que estudié, me permitió recuperar mi identidad, mi alma y mi salud.

Me sumergí en profundidad en el estudio de la Ciencia de la Higiene Natural de la Salud y del estudio del ser humano en su totalidad, investigando y experimentando en cada una de las áreas que conforman la realidad humana y la salud biológica e integral.

Seguí mi aprendizaje con otras enseñanzas y dinámicas de salud, desde una perspectiva sistémica y psico-somática y estudié e investigué la realidad humana más transpersonal y otras disciplinas espirituales.

“En el momento en que empezamos a limpiar alguno de nuestros cuerpos, ello nos lleva a hacer limpieza en otros. Es decir, nos vamos quitando capas, muchas de las cuales tapan nuestra verdadera esencia”

Sentí la necesidad de despertar el intelecto, el raciocinio, iniciando así estudios de filosofía.

Poco después, mi niña interior clamaba a gritos salir de aquel lugar en el que la había dejado abandonada hace muchísimo tiempo. Así que inicié la búsqueda en materia de educación, un tipo de educación más acorde y respetuosa con la naturaleza de cada niño.

Realicé estudios en pedagogía y en educación infantil, todo ello bajo el mismo enfoque: proporcionar un aprendizaje autónomo y vivencial, el acompañamiento emocional de los niños y el cultivo de las relaciones desde un enfoque sistémico y una práctica basada en el amor y el respeto.

Maite_educación-niños

“Ahí pude vivenciar  sobre la necesidad de una mirada y enfoque diferente en el cuidado del alma y la alimentación en los niños.” De aquí que mi espacio de salud también va dirigido a ellos.

A nivel más personal, el realizar esta formación, me permitió descubrir la causa de muchas de mis insatisfacciones vitales, bloqueos internos, así como comprender la formación de mi carácter.

He realizado estudios de forma autodidacta y con acreditación hasta la actualidad y continúo en ello.  Tengo un amplio bagaje y experiencia, porque he estudiado e investigado mucho y porque pasado por momentos muy duros, con mucha sintomatología en todos los niveles.

Esto me permite ser más empática y ayudarme a comprender dónde estás, cuáles son las trampas, cuál es la llamada de las adicciones, de los altibajos emocionales, etc.

MI PASIÓN

Guiar, ayudar, inspirar y educar a las personas para que recuperen y mejoren su salud, comprendan el funcionamiento de su cuerpo con las leyes biológicas naturales de auto-curación y puedan así tomar el control sobre ella, liberándose de malestares y enfermedades y sintiéndose enérgicos, plenos y vitales.

Me apasiona:Maite-Gómez-conoce-mi-historia

Todo lo relacionado con la vida en sí misma, la naturaleza y todo lo relacionado con el ser humano.

Comunicar, divulgar, ver y sentir la energía de un animal, de un recién nacido, de un niño, su inocencia, su pureza, escuchar su risa, su potencial de energía, curiosidad y entusiasmo.

Ver a los niños desplegar con todas sus facultades y potenciales más innatos. También me entristece ver como algunos van creando fuertes mecanismos de supervivencia, que los limitan y les impiden crecer y desarrollar su potencial, al igual que me sucedió a mí.

Ver cómo somos capaces de ponernos desafíos, de cruzar nuestros límites, de reinventarnos en todo aquello que nos propongamos.

“El haber vivenciado todo un auténtico proceso de transformación interior, me ha permitido identificar y valorar mucho más todo este potencial que tenemos”.

Nuestras creencias limitantes, condicionamientos y nuestra ignorancia sobre el funcionamiento de nuestro cuerpo, nos influyen, siendo capaces de auto-destruirnos, sino tenemos la suficiente voluntad, paciencia y coraje para ir aprendiendo e ir limpiando todo aquello que nos limita y nos impide crecer y desarrollarnos como personas.

RETOS

Por mis conocimientos, formación y experiencia y recorrido en todo lo vivido en el área de la Salud, te digo que:

‘La Salud no es algo que toca al azar, sino que es el fruto del conocimiento de las leyes de la salud en nuestro organismo. La Salud se adquiere cuando conocemos y respetamos nuestras adaptaciones biológicas y necesidades vitales en nuestro cuerpo.’

Los retos que me propongo son que las personas:

Comprendan cómo mantener su cuerpo sano y vital, alejado de los desequilibrios y estados patológicos.

Tomen las riendas de su salud.

Reconozcan la responsabilidad y el poder que tienen para ello.

Ganen en autonomía y generen sus propias acciones saludables.

Dejen de estar pasivos en la salud y de otorgarles a los médicos esta responsabilidad, que es nuestra, en un acto y cuidado tan sagrado como éste.

Comprendan la relación existente entre la alimentación, las prácticas de salud que elegimos, el área psico-emocional y los hábitos de vida en la creación de salud o enfermedad.

 Tomen conciencia de la unicidad que somos.

Unicidad con nuestro cuerpo y con todo lo que nos rodea.

Es por ello que me dedico también  a:

Concienciar y educar al ser humano en una responsabilidad hacia los demás seres.

Siembro conciencia hacia los derechos de los animales, con el objetivo de ofrecerles una vida digna. Por una vida que los libere de tanto dolor ´físico y emocional, de explotación, maltrato, sufrimiento y muerte, que le hemos otorgado los seres humanos.

Todo ello por temas culturales, ya muy obsoletos, pertenecientes a otra época y otro paradigma, por intereses económicos (industrias cárnicas, lácteas, vestimenta…), por intereses político-sanitarios, por satisfacer nuestros paladares a cambio de enfermarnos.

“Comer carne, comernos los cuerpos y vidas de nuestros hermanos animales, nos llena de toxemia, nos contamina y nos enferma.”

Y finalmente por recuperar valores y principios muy perdidos en una sociedad que funciona todavía con fuertes bases especistas, y que nos ha llevado a perder de vista valores tan importantes como la unidad, el respeto hacia los demás seres sintientes, hacia el medio ambiente, el sentido de justicia, de paz… Esto es el auténtico significado del término holista de ‘Todos somos uno’. Somos uno con nuestro cuerpo, con nuestra vida, con la humanidad y con todo lo que nos rodea.

‘He decidido regalarme a mí misma, una ventana al mundo, para compartir contigo lo que aprendí y aprendo, en este increíble camino que es la salud y la vida.’