Adicción-a-las-redes-sociales-miniatura

HIGIENE DIGITAL: POR QUÉ ABANDONO LAS REDES SOCIALES Y MÓVIL. ALTERNATIVAS

Higiene digital: Por qué abandono las redes sociales y móvil. Alternativas.

Si queremos un cambio en el mundo hay que empezar por uno mismo.

adios-redes-sociales

Reivindicar y enseñar la salud del organismo desde la integralidad, es mi compromiso y responsabilidad. Esto es la naturaleza del organismo en su verdadera biología y fisiología, propias de la Higiene natural o Higienismo. Esto es higienizar tu cuerpo, tu mente y tu vida. Y para ello hay que tener en cuenta las circunstancias y naturaleza de la persona y su entorno; en unión con la vida, el planeta y la humanidad.

Como algunos de vosotros sabéis, para mí la verdad y ser fiel a mis principios es clave. Esto es ser coherente entre lo que pienso, lo que siento, lo que digo y lo que hago. La disonancia cognitiva no es para mí.

Cada vez vivimos en una sociedad más impregnada de mentiras en la que apenas hay aprecio de la verdad.

El Covid-19 ha sido y es una manipulación social y un genocidio en toda regla, que me ha llevado a realizar una profunda investigación de todo lo que hay detrás. Todo esto me ha hecho reflexionar mucho sobre mi ámbito laboral, mi identidad digital y mi vida.

¿Las redes sociales?

Dicho por expertos que programan los algoritmos de las redes, están diseñadas para generarnos cada vez más adicción. ¿Qué hay detrás de esta adicción? ¿Por qué quieren hacernos adictos? La respuesta es la extracción de datos. Dicho por la experta en privacidad y seguridad en internet Marta Peirano:

“Cuanto más tiempo pasamos moviéndonos por ellas, más datos extraen. Nos extraen datos para luego manipularnos”.

Adicción-al-movil

 Además de esto añado, el mantenernos distraídos de lo que realmente está pasando, que en la actualidad no es poco.

¿Qué hay de Facebook?

En palabras de esta experta en seguridad y privacidad:

“Facebook es una plataforma publicitaria cuyo modelo de negocio se basa en la extracción masiva y deliberada de los datos de sus usuarios para la construcción y organización de algoritmos predictivos de inteligencia artificial que son capaces de identificarnos, de encontrarnos en la multitud, de saber quiénes somos, de intuir lo que estamos pensando y de aprender a persuadirnos de que hagamos otra cosa. La herramienta de reconocimiento facial de Facebook es capaz, dicen ellos, de acertar en un 97% de las veces”.

las-redes-sociales

En referencia al uso del móvil, nos dice lo siguiente:

“Sabemos que nos espían, un móvil con una cámara por delante, otra por detrás, un micrófono, una media de 14 sensores, que dan datos de nuestra postura y otros y las personas con las que estamos también llevan móvil y esto también les dice con quién estamos, saben dónde vivimos, dónde trabajamos.

Todo lo que se llama Smart es una cosa que está conectada y está extrayendo datos. El extremo de lo Smart es el internet de las cosas, que hablan de ti a tus espaldas, porque en realidad no eres tú el que estás conectado. Las que están conectadas son ellas y están hablando con servidores constantemente sin que tú lo sepas ni para qué”.

Para saber sobre todo esto recomiendo visualizar los vídeos de Marta Peirano. Algunos de ellos:

Lo mismo resultan ser las aplicaciones de mensajería instantánea para teléfonos inteligentes o Smart, como WhatsApp, que parece ser que van espiando nuestras conversaciones y averiguan con quién y dónde estamos, nuestros gustos, valores, etc.

¿Qué sabemos de Instagram?

Es una red social diseñada para hacernos dependientes del móvil. Con ello nos pueden vigilar y controlar nuestros movimientos. Además la cada vez más creciente contaminación electromagnética que generan, resulta ser cada vez más dañina y perjudicial para nuestra salud y el planeta.

Todo esto junto con el ambiente tóxico, dañino y enfermizo resultante del aumento de radiación electromagnética provocada por la subida de potencia, que tal y como tenían planeado, le han dado a las redes en este tiempo de encierro y privación de nuestras libertades básicas -con el pretexto de hacernos los días “más agradables” para “protegernos del virus”- así como la instalación en algunos lugares del 5G, me ha impulsado a cerrar mis cuentas de Facebook e Instagram, así como dejar de utilizar mi servicio de móvil y plantearme otras posibilidades.

 Opciones que pasan por una Higiene digital, que me permita mantenerme enraizada en mi esencia y conciencia, en lo humano y en la naturaleza y que me mantenga bien despierta y reivindicativa, ante medidas de sumisión y mutismo basadas en el miedo y la manipulación social, las cuales sí que atentan a nuestra salud física, afectivo- relacional y psico-emocional.

Adiccion-movilAquí hay trabajo en cuestión de instruirnos también en nuestros derechos para evitar con ello esta obediencia ciega ante las prohibiciones y normas que quieran imponer.

“Si queremos un cambio en el mundo, hay que empezar por uno mismo.”

Además, que algunos magnates de las tecnologías se lucren al comercializar mis datos, que tengan creado mi perfil y controlados mis movimientos mediante el uso del móvil, no lo voy a permitir. Tampoco que me digitalicen la vida, por lo menos en la medida que esté en mis manos y me sea posible.

He empezado por estas redes pero está también Google como principal motor de búsqueda de contenido en internet, YouTube, el sistema operativo que utilizamos y otras. Poco a poco iré buscando alternativas más saludables.

Tenemos opciones para casi todo: modelos de red descentralizada, de código abierto y encriptadas, que protejan nuestros datos, que nos permita sistemas de correo electrónico cifrados y seguros, como dice ser Protonmail.

Buscadores alternativos a Google, ej: DuckDuckGo, que no rastreen y vendan nuestros datos, alternativas al canal de vídeo de YouTube, que censura todo aquello que se salga de la versión oficial que nos cuentan, posibilidades más allá del posicionamiento de Google, que muestra lo que le interesa, previo acuerdo con gobiernos, etc. Una alternativa a investigar y poner en práctica para el vídeo es joinpeertube.org

En definitiva, redes en las que seamos nosotros quiénes controlemos nuestras interacciones y contenido. Redes que no compartan y vendan nuestra información personal a anunciantes y gobiernos, que no rastreen, espíen y que podamos conectarnos y crecer en comunidad, de abajo hacia arriba, como es lo que creo que vamos a tener que hacer para reconstruirnos como humanidad y sociedad.

 Tenemos que alejarnos de la centralización y jerarquías de dominio y poder abusivo y buscar alternativas a la fibra, libertad en internet como la que propone minds.com y mewe.com.

Vida-social

Internet y tecnología para mí sí, pero en su justa medida, que no deshumanicen y que sus infraestructuras sean sanas para nuestro organismo, células y sistema, para la vida animal y el planeta, no como la dañina y enfermiza 5G. Tecnologías que tengan un uso ético y honesto y no atenten ni sean coercitivas a nuestros derechos como ciudadanos y consumidores.

Ninguna industria puede sobrevivir al menos que la apoyemos. Si queremos un cambio en el mundo tenemos que empezar por uno mismo. Nuestras elecciones determinan la forma en que van las cosas. Si queremos recuperar el control de nuestras vidas, tenemos que hacernos responsables de la forma en que vivimos.

Atardecer

Espero que este artículo  “Higiene digital. Por qué abandono las redes sociales y movil. Alternativas”, te haya resultado inspirador hacia una necesaria toma de conciencia en este importante ámbito.

Yo sigo en mi profesión como Higienista de salud, nutrición y vida, a través de maitegomez.es, en este blog y de momento también en el canal de vídeo de YouTube https://www.youtube.com/c/AlimentatuSalud

Salud, libertad y consciencia.

Maite Gómez.

Higienista de Salud Integrativa. Educadora de Higiene natural de salud, fisiología y nutrición.

Directora de la escuela de salud global de higiene natural.

6 comentarios
  1. Jesus Gutierrez
    Jesus Gutierrez Dice:

    Hola Maite, mi admiración y respeto para ti! Conciencia es lo que nos falta para que nuestro mundo no se vaya a la basura. Las redes sociales y el movil no es nuestro único problema como humanidad pero por supuesto que es importantísimo tener una actitud crítica al respecto. Me sumo a tu iniciativa y haré los cambios pertinentes.

    Responder
    • Maite Gómez
      Maite Gómez Dice:

      Hola Jesús, gracias! Me alegra que te motive a revisar tu ecosistema digital. Así es, cada vez necesitamos tener más conciencia y más espíritu crítico, de investigación y de defensa de nuestros derechos ante el uso de la tecnología invasiva y dañina que han implantando y de las social media y evitar que sigan con ello. Tenemos que posicionarnos, buscar otras vías, establecer límites para nuestra privacidad y conocer nuestros derechos como ciudadanos, consumidores y usuarios del sistema médico, para evitar así perdernos y convertirnos en víctimas de la manipulación social.

      Responder
  2. Myrna G.
    Myrna G. Dice:

    Hola Maytte
    Excelente articulo
    Ilustrativo y didáctico, muy ad hoc para los tiempos que estamos viviendo.
    Pondré mi granito de arena enviando tu articulo a todos mis contactos, en primer lugar, y luego, aunque no soy adicta a las redes sociales, seguiré restringiendo mi acceso a ellas en beneficio de mi salud mental y emocional.
    Gracias por tu excelente aporte a una sociedad mejor para vivir mejor
    Fraternal abrazo desde Venezuela

    Responder
    • Maite Gómez
      Maite Gómez Dice:

      Gracias Myrna! Me alegra que te haya gustado. Súper si puedes enviar el artículo a tus contactos. Necesitamos conocer todo esto, lo que hay detrás, donde queda lo humano y no verlo como la “nueva normalidad. Abrazo tb para tí.

      Responder
  3. Lucía Bassignana
    Lucía Bassignana Dice:

    Llegué a tu blog buscando información sobre detox digital y me ha resultado sumamente interesante este post. Me he planteado seriamente cerrar FB, Instagram y otras redes porque así lo siento. Quiero desconectar para conectar con el aquí y ahora, y porque siento me trae mucha distorsión en varios aspectos y ámbitos de mi vida.
    Mi pregunta es, qué sucede con los datos, interacciones, fotos etc que ya existen en dichas redes? Qué me recomendarías hacer? He disminuido el uso de las mismas, pero ya siento que no sólo no aportan a mi vida, sino que restan y quiero emprender un camino de avance, retornando a la esencia, tanto personal como de lo que me rodea.
    Felicitaciones por tu blog y emprendimiento! Gracias por este post.

    Responder
    • Maite Gómez
      Maite Gómez Dice:

      Hola Lucía. Me alegra que este artículo te haya sido de ayuda en la toma de consciencia en este área. Sobre los datos, fotos, etc que existen en las redes, según lo que he investigado, se puede llegar a solicitar por ej. a Fcb, a google y otros que eliminen todo tu historial. Sin embargo, por lo que entendí siempre se van a quedar con una copia y aquí ya nada se puede hacer.
      Yo te recomiendo que si tienes interés en conservar todo tu perfil, interacciones y demás, antes de eliminar las cuentas, te descargues una copia y luego ya la elimines. Importante una vez le des al botón de eliminar, no entres a ninguna de ellas, como mínimo en 15 días, ya que según he leído, entonces vuelven a reactivarte la cuenta.
      Yo no me preocuparía mucho por lo que se han quedado, pues como digo, según mis conocimientos en este área, poco se puede hacer. Más bien, enfócate a partir de ahora, en proteger todo lo posible tu privacidad, sea en redes, en correos, etc, darle un uso moderado a las tecnologías, para no estar siempre enganchad@ ya que hay que ser también consciente que la privacidad y la seguridad absoluta no existen en Internet. Gracias. Un saludo.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.