El Éter

eter3¡Hola de nuevo! ¡Vamos, que se acaba el recorrido por los cinco elementos!
Sí, puede que quizá pensabas que había 4. De hecho mucha gente lo cree así, pero según varias fuentes se recogen en 5 elementos y realmente tiene su coherencia y sentido común.
A este 5º elemento le han atribuido varios nombres a lo largo de la historia y según las diferentes culturas, lo encontramos como el Ki, el Chi, el Prana, el Akasha, el Éter, la energía Orgón, la 5ª esencia o Energía Vital.
Y adivinas, ¿A qué hace referencia? ¿Cómo lo podemos relacionar e identificar? Seguramente te suene más el Prana o energía vital, pero como comento, parece ser que todos los demás nombres hacen referencia al mismo concepto.
Ya, venga, que no me enrollo más…y please, no te tomes lo aquí expuesto en este elemento como un contenido súper exacto, pues después de una enérgica excursión y pasándolo por el filtro de mi mente analítica y de síntesis, así como mis experiencias vividas, lo he condensado lo mejor que he podido. ¿Ok? Ah, y of course, si deseáis añadir algo más, y siempre constructivo, sólo tenéis que comentarlo al final del post. ¡Gracias mil!
Podemos decir que existen 2 tipos de energías: la energía Universal y la energía Vital. La Universal es la energía que sostiene Todo, es como el manto de la creación y la Vital es la energía inherente a cada ser dotado de vida.
El Éter se define como la esencia en potencia, la chispa de la vida, sí como el sol… Es la energía primordial de donde todo se origina. Es el espíritu y esencia del Ser. Es la vida que recorre todo nuestro cuerpo, que permite que nuestro corazón lata, que nuestros pulmones respiren… Esta energía está integrada en cada uno de los chakras en nuestro cuerpo. Dicen también, que se encuentra en las cavidades del cuerpo, en los espacios vacíos (en los órganos internos, columna, arterias…). Es una energía que emerge desde lo más profundo del Universo, del vacío y que permite que el ser humano se manifieste aquí en la Tierra, es la energía de la que estamos hechos y la que nos conecta aquí en la Vida. La energía del Éter lo impregna todo, desde el macrocosmos y la naturaleza, pasando por la vida animal, hasta el interior del ser humano.

Es la energía Vital, también llamada Prana que recorre nuestro cuerpo y regula las funciones de este…Todo está impregnado de Éter, y todo lo manifestado una vez acabe su ciclo, su existencia volverá a ser éter en esencia. Esta energía escapa a nuestros sentidos, está claro que no es tan fácil reconocerla como en cualquiera de los otros 4 elementos pero el hecho de que no podamos verla no significa que no exista. Tampoco podemos ver la gravedad, ni la electricidad y sin embargo no dudamos de su existencia.

En la filosofía antigua, lo consideraban el quinto elemento, emanaba un movimiento circular, en espiral o vórtice, manifestándose en todas las formas de la naturaleza, huracanes, cuerpos celestes…

Aristóteles, lo definió como una sustancia divina e indestructible, era el alma del mundo y de donde emanaba toda vida. Todas las cosas se forman a partir del éter. Era el quinto elemento, siguiendo la línea de los 4 elementos que hemos visto en los post. Es decir, los 4 elementos como todo en el Universo existen gracias al éter que todo lo impregna, desde el macrocosmos hasta el átomo. Es esa inteligencia divina, llamémosle Dios, Universo, Cosmos…etc., expresándose a sí misma, a través de todo lo creado.

Examinando el término Akasha, encontramos también otra relación directa con esta energía. Quizás hayáis oído hablar de él en los llamados registros Akáshicos. El Akasha se utiliza para designar un nivel de consciencia cósmica que actúa como un archivo en el que se graba toda la información de lo existente en la tierra, desde la existencia del ser humano, desde su separación de la fuente primordial, hasta su retorno a la misma, a su origen. Así entonces todos los pensamientos, deseos, intenciones, palabras, emociones, actos de cada ser humano, así como todas sus Energiaexperiencias vividas, quedan en el archivo cósmico del Akasha. Este archivo nos conecta a todos. En la Biblia se le conoce también como el ‘Libro de la Vida. ¿Interesante verdad?

Ya que esta energía, es la base de la que están constituidos todos los reinos (mineral, vegetal y animal), se le llama también comúnmente energía Vital. Esta se mantiene en constante intercambio en el ser humano a través de los 4 elementos. En el ser humano, se ve muchas veces obstaculizada por una falta de equilibrio en nuestros cuerpos y áreas que nos conforman como seres humanos (física, relacional, emocional, mental y transpersonal). Es por ello que cuando la armonía está presente de forma continuada en nosotros, se dice que estamos repletos de energía y que nos sentimos enérgicos y/o vitales.

Y hasta aquí el viaje por los cinco elementos, deseo que te haya gustado y que ahora los tengas más integrado y puedas sentirte más cercano a cada uno de ellos.

¡Nos vemos vibrando alto, llenos de Prana, de energía Vital, aquí en la Tierra, en el Aire, en el Agua y en el Sol!

Maite Gómez. Higienista en Salud Integrativa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *