El elemento sol (el fuego)

Fuego- Maite¡Hola solete! ¡Vamos, que ya estamos en la luz total!

Este viaje por los 5 elementos está llegando a su fin, bueno aún nos queda un elemento más, ¿Adivinas cuál es? Ve pensando…

¿Qué decir del astro Sol? ¡Todos nosotros somos soles, chispitas o chispones de luz! Venga, iniciemos el viaje solar y nutrámonos de luz! ¿Qué adjetivos le pondrías al sol? ¿Cómo lo describirías? ¿Qué tal te suena… la chispa de la vida? El elemento fuego está representado por la fuente energética natural más importante, que es el Sol. Es el más poderoso de las fuerzas de la energía, porque él representa la fuerza del Espíritu. Es el pulso de nuestro Ser. ¿Qué nos indica su color anaranjado-rojo? Dinamismo.  El fuego es dinámico, es activo, se eleva, es voluntad, es calor, es pasión, es excitación, es alegría, es entusiasmo, es esa pasión o ansia por vivir, es la juventud, la adolescencia y también cada vez más la vida adulta! Pero como todo en la Vida, sujeto a contrarios y a polaridades, está en él también la parte de destrucción, también es ese calor abrasador que achicharra, ese elemento fuego que destruye. Encontramos así en él los polos de creación y destrucción. Cuando aparecen las nubes, nuestro estado de ánimo varía. Cuando aparece el sol, cogemos energía, aparece la alegría de vivir. Encuentra su máxima presencia y esplendor en el verano, siendo al mediodía, cuando el sol estalla en potencia, impulsando fuego en toda su plenitud. fuego1En el reino de la naturaleza se expresa indomablemente en los volcanes, habita permanentemente en los desiertos, debajo de la tierra… Dentro del reino animal observamos ese fuego, esa energía principalmente en algunos animales en mayor presencia que en otros, tales como los felinos, así como en dragones, serpientes… Y en la Biblia está escrito: “Hágase la luz y se hizo la luz”. La luz es amor y es vida. Todos nosotros somos luz condensada, así como lo es el cuerpo. Lo mismo sucede con los metales, el oro, la plata, piedras preciosas, diamantes, todo esto es luz condensada. La mitología india también comprende el papel del sol, al cual se le ha adorado como a Surya en tiempos remotos. Para la mitología india, Surya, era el responsable de la salud y la vida. Los indios nativos tomaban baños de sol poniéndose de pie durante dos horas con una exposición máxima de las partes del cuerpo y no tenían necesidad de comer alimentos durante esos días, subsistían por el micro alimento de la luz solar. Y es que hay hoy en día gente en el planeta, que dice alimentarse de la luz solar, de Prana. ¡Yo misma estuve alimentándome de la luz solar durante 9 meses! Uauuuh!!  Ahora mismo recordándolo se me eriza la piel. Te compartiré gustosamente la experiencia en algún post. Algunos refuerzan este aspecto nutritivo de nutrirse de sol con frutas y/o, con zumos de estas principalmente, otros dicen practicarlo en la totalidad. Está claro que para nutrirnos principalmente de sol, el ser humano ha de requerir de un alto grado de consciencia, equilibrio y salud en todos los cuerpos que nos conforman como tal, sino realmente es imposible y por supuesto contraproducente realizar esta práctica. El sol es la mayor fuente de todas las fuerzas que se manifiesta en la formación orgánica e inorgánica de materia. El solLa luz solar es un factor nutritivo para la vida animal y vegetal. Tanto las plantas como los animales utilizan los poderes catalíticos de la luz solar. Bajo su influencia, las plantas expulsan y absorben oxígeno. Sus hojas tienen la capacidad de absorber dióxido de carbono del aire, y convertirlo en sustancias vegetales, transformando el dióxido en formaldehido, que a su vez se polimeriza en azúcar, formando un hidrato de carbono. Este proceso metamórfico recibe el nombre de… ¿te acuerdas? ¡Venga, que lo vimos en el cole!! Pues la fotosíntesis, y tanto la clorofila, como la xantofila, participan en este proceso, dando el color verde característico de la vida vegetal. Los colores de las mariposas, los pájaros y los animales dependen también de la luz solar, de igual forma que lo hace su perfecto desarrollo. También la conversión del almidón en azúcar, que tiene lugar durante el proceso de maduración de las frutas requiere la presencia del calor del sol y de la luz emitida por este. El bello colorido de las flores, los tallos, las hojas y los frutos de las plantas dependen de la luz solar, que garantiza su producción. Tomar con frecuencia el sol con el cuerpo desnudo, permite al organismo trabajar con más eficacia, y facilita las funciones fisiológicas, especialmente la distribución sanguínea, una condición muy necesaria para el funcionamiento normal de todos los órganos. ¡Así que permítete brillar, sacar esa fuerza interior, comer los diferentes colores, pigmentos de luz, antioxidantes en la fruta! ¡Siente la pasión de vivir esta maravillosa vida! ¡Nutrámonos, disfrutemos y dancemos todos juntos en el sol!

Si te ha gustado este post y quieres compartir qué te ha parecido o qué representa para tí, este es tu lugar.

Un abrazo repleto de energía solar!!!

Maite Gómez. Higienista en Salud Integrativa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *