El elemento aire

cometas-al-viento¡Hola chispita de luz! Vamos allá con el elemento aire. ¿Qué tal tu relación con él? ¿Cómo te sientes esos días que hace viento? ¿Qué sensaciones te trae?

 Hay una gran diferencia entre cuando es un viento moderado o cuando es fuerte, ¿verdad?  Sea el grado que presente, cuando aparece el viento, podemos observar la atmósfera y el cielo claro y despejado, pues el aire en acción, barre y limpia con lo que le aparece por delante y nada le limita. El aire  es libre e intrépido pues se mueve en todas direcciones: hacia arriba, hacia abajo, hacia afuera y hacia adentro. No lo podéis coger como la tierra, no es sólido como ella y se escapa a nuestro control.  Lo observamos en la naturaleza, dependiendo de su fuerza y coraje,  acariciando los árboles, plantas, ríos…, ondulándolos o con toda su furia, zarandeando la vegetación, retando a las olas..

 Y ¿cómo se relaciona con  nosotros? Pues dependiendo de cómo se manifieste, podemos apreciarlo como  juguetón, se divierte con nuestros cabellos, juguetea con las hojas en otoño en el suelo o amenazante y retador, haciéndonos sentir pequeños y limitados ante su fuerza y persistencia.

 ¿Qué relación observas entre el aire y tu mente? ¿Cómo sientes esa relación con tus pensamientos? Se dice que el aire son fuerzas energéticas, espíritus de la naturaleza que se asocian a las fuerzas mentales.  El aire es pensamiento, es inspiración, es sabiduría y es movimiento y nos invita al contacto, a la comunicación. También nos  mantiene expectantes y enérgico, alertas ante lo nuevo, debido a su rapidez, a su flexibilidad y a su magia de aparecer y desaparecer a su antojo.  

El aire es esa sustancia gaseosa que forma la atmósfera de la tierra y que ofrece a cada organismo el  elemento básico de la vida, que es la RESPIRACIÓN. Y es ésta, la función más importante que existe en cualquier organismo con vida.hojas al viento 1

 Las plantas reciben el oxígeno a través de sus hojas, los insectos a través de pequeñas aperturas que rodean su cuerpo, los peces absorben el oxígeno del agua mediante sus branquias y nosotros a través de la piel y los pulmones. Las aves e insectos alados disfrutan sus caminos en las nubes sin contaminarlo, pero los seres humanos necesitamos tomar consciencia y respeto ante este, pues se le arroja en demasía gases tóxicos proveniente de chimeneas, de automóviles, siendo el aire el alimento pránico del alma humana.

Existe una relación  primordial con él  y única con nosotros. ¿Cuál es esa unión, lo sabes? Pues, que venimos al mundo al inspirar y expiramos cuando nos vamos. Esas fuerzas energéticas, esa espiral, es origen de la Vida. ‘Spiritus’ en latín, soplo, aliento, lo más profundo de mi mismo. Ánima, alma es el aliento de vida. Podemos sobrevivir varios meses sin consumir alimento, incluso hay quienes dicen vivir de prana  y varios días sin ingerir nada de agua, pero si nos falta el oxígeno durante minutos, se acaba nuestra existencia aquí en la Tierra.  El aire, a través de la respiración, es lo que hace de unión entre el espíritu y la materia (el cuerpo).

De ahí la importancia y respeto que merece para nosotros como seres humanos, así como para la naturaleza y sus elementos. 

¿Cómo percibes el viento en las diferentes estaciones del año? ¿Cómo lo sientes en otoño? Es muy distinto a cómo lo podemos sentir en primavera, a como se presenta en invierno, ¿verdad? , así de cómo éste nos afecta a nosotros y a la naturaleza que nos rodea.

Venga, expresa tus palabras al viento, al prana, para que todos podamos nutrirnos de este.

Maite Gómez.Tu Coach y Terapeuta en Salud Integrativa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *