El elemento agua

Elemento-agua Vamos, que ahora nos toca chapotear en el elemento agua. ¿Qué tal tu relación con este elemento? ¿Qué te atrae más, la tierra o el agua? ¿Te irías a vivir cerca del mar, de algún río o prefieres tener la solidez que aporta la Tierra?

El agua tiene que ver con la vida y con la energía. Aunque todos los elementos están relacionados con la vida, es el agua precisamente, el origen de ésta, ya que todas las cosas emergieron del mar. El elemento agua, es por tanto el alimento de la vida y es esencial para ella.

Dicen que el 70% del planeta es agua, al igual que sucede en nuestro cuerpo.

Tales de Mileto, uno de los primeros filósofos en la antigua Grecia afirmó que el agua era el principio de todas las cosas y que las cosas y seres son agua condensada.

En la naturaleza vemos el elemento agua, en los mares, océanos, ríos, lagos, cascadas…Entre los animales que pertenecen al agua tenemos los peces, delfines, mamíferos marinos…

 

El agua tiene la capacidad de enfriar, refrescar, mover, fluir, limpiar, aliviar…

Y ¿cuál es la relación con nosotros? Puede transmitir serenidad, junto a ese color azul, visible en el mar, también apacibilidad al verla fluir en un río o más estanca en un lago o piscina. Pero también nos puede sorprender en una tormenta o arrastrarnos con toda su espuma, en las olas en el mar.

 ¿Cómo se comporta en nuestro cuerpo? 

El agua tiene mucha relación con nuestras emociones, sentimientos y con nuestra mente inconsciente.Tales Dicen de ella, que es nuestro ser astral.

La vemos en forma de lágrimas, cuando lloramos, ya sea porque nos sintamos irritables, tristes o afligidos, o bien  también cuando nos sentimos alegres y algo nos emociona mucho. También podemos llorar y mearnos de risa.

Durante la gestación estuvimos nadando en las aguas de nuestra madre y es allí dentro, donde el agua  se va condensando poco a poco para ir dando vida a nuestros órganos.

En el área de la nutrición, como nuestro cuerpo está formado por un 70% de agua, los alimentos más adecuados para él, ¿cuáles serán? ¿Lo adivinas? Pues serán aquellos que tengan ese mínimo porcentaje de agua. Cuando por ejemplo el cuerpo se intoxica, retiene agua como medida de protección, ya que al retener ese agua, se diluyen así las sustancias para no resultarnos tan nocivas. Como ves la sabiduría del cuerpo para protegerse y sanarse es maravillosa.

¿Qué te parece lo aquí comentado? ¿Qué te inspira? ¿Qué te mueve en tu interior? Venga, haz una reflexión y relación entre el agua, la naturaleza y tus órganos.

Maite Gómez. Higienista en Salud Integrativa.Gestión y Enseñanza de la Salud y la Nutrición.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.