Conocer tu salud te hace libre

Conocer tu salud te hace libreConocer tu salud te hace libre. Cuando una persona desconoce un tema o no tiene herramientas para gestionarlo y además se ha colocado el rol de persona “pasiva”, a disposición de  que otras personas le gestionen su salud, en este caso “los médicos”, en el ámbito de la medicina oficial, y se abandonan a ellos, con sus protocolos estandarizados y bañados en un mar de fármacos y sin averiguar las causas, porque se han formado para tratar los síntomas y enfermedades, ¿Cómo crees que se siente la persona?

Pues evidentemente esto le resta poder, se siente limitado, con un sentimiento de impotencia, de resignación, a expensas de recibir instrucciones de qué es lo que tiene que tomar o hacer.

Pero una cosa es, situarse en un rol pasivo, esperando recibir instrucciones, cosa que ha ocurrido durante mucho tiempo en la historia y otra cosa es recibir un trato donde se considera a la persona desde una perspectiva holista y global, considerando cada una de sus áreas como partes de un Todo y en la que prima la asesoría, guía, la motivación, la escucha y el acompañamiento y que te exige implicación y responsabilidad desde el primer momento que acudes.

Afortunadamente las cosas están cambiando. Estamos en la era del conocimiento, en la era donde muchísimas cosas que antes permanecían ocultas, salen ahora gracias ahora a los medios tecnológicos en los que podemos encontrar cualquier tipo de información, casos, datos que necesitemos.

 Y es que “conocer tu salud te hace libre”. En esta era en la que todos somos agentes activos, y agentes del cambio, nos toca descubrir el enorme potencial que tenemos como seres humanos, en nuestra fisiología, mente, cuerpo y el efecto que tienen nuestros pensamientos, relaciones y actos en nosotros y en todo lo que nos rodea.

Te invito a hacer un salto en la labor de aprender a sanarte a ti mism@.

Cuando logras ese equilibrio en tu vida, tu salud, niveles de percepción, de expansión de conciencia, de energía vital y de ganas de vivir, cambian considerablemente.

En serio, yo he estado en el desequilibrio y en el sufrimiento durante largo tiempo y por eso te lo puedo decir.

Muchas veces no hemos experimentado ni registrado lo que significa estar realmente san@ y enérgic@ y nos acomodamos así a un estado en el que vamos sobreviviendo pero no viviendo.

Así que se acabó el sentir en pequeño, en la escasez, en el típico “es lo que hay”, “la vida es así”, “me ha tocado a mí”…

Aléjate de ese estado de resignación e impotencia y, ¡TOMA LAS RIENDAS DE TU SALUD! Tienes una oportunidad en mis programas de Salud.

¡Vamos, sal de esa inercia y haz que suceda, sólo depende de ti!

No tienes nada que perder y muchíiiisimo que ganar! 

Maite Gómez. Higienista en Salud Integrativa. Gestión y Enseñanza de la Salud y la Nutrición.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.