TOMA EL CONTROL DE TU SALUD SEXUAL

La Salud uterina, las afecciones de los órganos femeninos y masculinos, no son algo aislado del resto de los órganos y funciones corporales y psicológicas. Cada parte del cuerpo depende de todas las demás y del sistema general. ¡Toma el control de tu Salud Sexual mediante un plan rehabilitador que te permita entenderla, disfrutarla e integrarla en tu vida!

‘Si todos tus órganos internos están limpios, si no existe toxicidad y obstrucción en tu interior, tus células estarán sanas y tus órganos sexuales también. En el organismo, así como en la Vida, no hay nada separado, todo está interrelacionado. Si todas tus áreas están en equilibrio, vibrarás en Salud y Vitalidad’. Maite Gómez.

Salud Sexual

 

 

¡Vive la sexualidad de forma natural porque la sexualidad es natural!

Todas las partes de tu cuerpo te pertenecen. Ámate y acéptate en cada una de ellas.

 

 

Tenemos por lo general, debido a una ausencia de enseñanza en materia de salud, una falta de confianza en los procesos naturales, fisiológicos y en nuestra sabiduría innata. El  conectarnos con la sabiduría interna e innata de nuestro cuerpo en comunión con todas las áreas y partes que lo integran, es responsabilidad y competencia de uno mismo. 

Realizar y experimentar la vitalidad y la salud de tu cuerpo, conlleva ser también dueñ@ de tu energía sexual, pues es un aspecto integral de tu identidad como persona sana y segura de uno misma.

Una correcta comprensión de tus procesos como ser íntegro, tiene el poder para sanarte partiendo por conocerte y re-descubrirte.

Por eso, reconócete como ser sexual único y bello y confía en tu propia creatividad sexual, además o más allá del coito, para explorar aquellos aspectos de ti misma/o que te gustan y los que no te gustan, permitiendo así que tu energía sexual fluya sin impedimentos. El cómo entiendas y des sentido a una disfunción o patología, te ayudará muchísimo para mejorarla y sanarla.

Beneficios

Entre los principales beneficios que puedes encontrar cuando eres tú la que/ el que toma el control de tu Salud Sexual a través de una enseñanza y trabajo psico-higienista son: 

  •  Prevención, mejora y recuperación de afecciones  ginecológicas (menstruaciones dolorosas, quistes, fibromas, endometriosis…) y urogenitales(cistitis, prostatitis, varicocele..)
  • Educación, conocimiento y respeto hacia tu cuerpo y sus procesos y fuerzas mecánico-fisiológicas (desplazamientos y alteraciones del útero o  matriz).

  • Acompañamiento y mejora en procesos de cambio en la vida afectivo y sexual de la persona y/o parejas.

  • Sensibilización, aprendizaje, conocimiento y toma de conciencia del área psico-genital-sexual.

  • Conexión de nuevo con nuestro cuerpo, emociones,  pensamientos, nuestro ser.

  • Conocimiento de las causas que han llevado al desequilibrio.

  • Toma de conciencia de la relación del estómago y el intestino con la alimentación durante los 4 períodos del ciclo.

  • Disfrute de unas relaciones afectivas y sexuales más plenas contigo mism@ y con todo lo que te rodea.

  • Cambios de hábitos, mitos y creencias erróneas, que te impiden disfrutar de su identidad sexual y/o sexualidad.

 

Todas las personas necesitamos crecer en nuestra vida afectivo-sexual, tanto parejas que deseen establecer unos pilares sólidos en su relación sexual, como  parejas que necesiten salir de la rutina en su relación y vida sexual. Está también  indicado para mujeres y hombres con desequilibrios, patologías y/o trastornos  así como  para madres y padres que necesiten educar en valores sexuales a sus hij@s.

 

 

Por eso, una persona que está realmente interesada en mejorar su Salud, no es un ser que espera de forma pasiva a que se le den las respuestas, sino que busca ayuda y demuestra interés, responsabilidad y competencia para identificar o modificar elementos que le están desvitalizando y así lograr el equilibrio.

Maite Gómez. Higienista en Salud Integrativa.

 

Pixabay CC0 Public Domain woman-639420_1920.jpg

¿Maldita…o bendita menstruación? (3ª parte)

Importante saber que muchos dolores y afecciones de los órganos femeninos, se producen debido a fuerzas mecánico-fisiológicas. Entre ellas encontramos desplazamientos y alteraciones del útero o  matriz, tales como prolapsos, inversiones y desviaciones (ante-versión, ante-flexión, retro-flexión y retroversión)

Otro factor muy importante por el cual nos duele la menstruación es por tema de tensiones y acumulaciones en nuestras vísceras(vejiga, colon, intestino). El útero se encuentra rodeado de todos ellos y por eso cualquier tensión en cualquiera de estos órganos, así como en la pelvis, puede ocasionar dolores menstruales. También puede ser motivo de dolor, aquellas personas que pasan mucho tiempo sentadas, que apenas se mueven, que mantienen mucho rato las piernas cruzadas. Con ello se llega a bloquear la pelvis, no hay movilidad y entonces la sangre no fluye, todo esto produce estancamiento. Para solucionarlo, hacer algo de ejercicio, movimientos de cadera, baile..

Otro punto a destacar por el que nos duelen las menstruaciones es porque tenemos el útero tenso, contraído, rígido.  Sí, sí, lo mismo que a veces tenemos tortícolis, el cuello se tensa, duele mucho, lo mismo sucede en nuestro útero. Es musculatura lisa, si se tensa, duele y entonces las contracciones son muy dolorosas, son como calambrazos.

Pero claro, está ahí tan abajo, tan escondidito que no se nos ocurre pensar que le pueda suceder eso, ¿verdad? Está claro que algo de contracción se produce para la expulsión del tejido endometrial, podríamos sentir algún malestar pero de ahí a padecer cólicos, vómitos y demás…, hay muchos otros factores que contribuyen a ello.

 Y ¿Cómo es que se nos tensa el útero?, ¿Por qué lo tenemos rígido? ¿Se os ocurre?

Pues aquí entra ya la psique, temas emocionales, propias experiencias, creencias y el inconsciente colectivo (esa herencia a nivel global en base a las experiencias vividas durante la historia y cultura). Todo ello aunque no sea tangible, no podamos verlo, está ahí, impregnado en nuestro subconsciente y se manifiesta en nuestro cuerpo como nudos energéticos, donde no fluye la energía, donde hay frío y el cuerpo con intención de retornar a una homeostasis (equilibrio) produce calor, inflamación para ello. Y claro, si luego, como no entendemos el lenguaje del cuerpo, queremos que baje la inflamación con fármacos o fitoterapia, caemos en el error.

Por último, otro factor es el desconocimiento de nuestro ciclo. Si desconocemos qué es lo que predomina en cada fase del ciclo, si no conocemos el aspecto energético en cada una de ellas, no podemos integrar esta parte en todo nuestro ser, nos fragmentamos y no integramos todas nuestras áreas.   Las mujeres somos seres cíclicos y lunares, ciclamos con la luna.
Tenemos ahí una conexión corporal muy profunda con la luna, con las mareas, con la naturaleza y con nuestra naturaleza.

Mi propuesta es que te ames, te conectes con tu cuerpo, con tu propia sexualidad y te des permiso para vivirla. Que conozcas tu ciclo menstrual, que conozcas sus dones en cada una de sus fases y si ya no la tienes, que conozcas las maravillas presentes en la  etapa vital en la que te encuentres. La medicina convencional se ha encargado de medicalizar las transiciones naturales de la vida de la mujer, sus procesos fisiológicos (bueno no solamente en lo relativo a nuestra sexualidad y genitalidad sino todos los procesos fisiológicos del ser humano).naked-453253_1920

El título de este artículo era en un inicio “Maldita menstruación”. Ahora, ya en el final, lo dejo en interrogante “o bendita menstruación?. Deseo que este post te haya servido para tomar consciencia sobre tus menstruaciones. Tenemos una visión muy fragmentada y limitada de todo nuestro cuerpo y de la Vida en general. Amplía esa visión educándote en Salud, completa e integra todas tus partes, pues todas te pertenecen.

Aquí tienes mi página sobre Sexualidad y Salud sexual femenina. Recuerda que tener salud o no tenerla depende de ti. 

https://www.maitegomez.es/salud-sexual/

Maite Gómez. Higienista en Salud Integrativa

Pixabay CC0 Public Domain

Maldita menstruación (2ª Parte)

menstruacion500x500 Vamos con la segunda parte. Nos situamos en el  área física. A nivel fisiológico, tal como habéis visto en el vídeo, cada mes, el revestimiento interno del útero (endometrio) se prepara para un posible embarazo. Después de la ovulación, si el óvulo no es fecundado por un espermatozoide, no se producirá embarazo, por lo cual no necesitamos el revestimiento del útero. Entonces los estrógenos de la mujer y los niveles de la hormona progesterona caen, el revestimiento del útero se hincha y se expulsa el flujo menstrual. En este proceso de expulsión, se liberan prostaglandinas que hacen que los músculos del útero se contraigan.

En cuanto a trastornos ginecológicos, podemos encontrarnos con endometriosis, ovarios poliquísticos, útero en retroversión (el mío mismo) y otros muchos que favorecen que sintamos dolor menstrual. Pero tened en cuenta que la mayoría de síntomas o desequilibrios que se manifiestan en el cuerpo se producen por alguna causa, a veces es genética y otras veces se ha somatizado desde la psique, en base a nuestras experiencias. Las endometriosis, ovarios poliquísticos y otros trastornos tienen su razón de ser que no voy a nombrar en este post debido a la extensión que me llevaría.

El útero en retroversión, según me han indicado a mí en el área ginecológica, es algo genético, nacemos así con ello(tema a considerar su certeza) y este ha sido y es uno de los causantes de mis dolores menstruales, ya que la posición de este está invertida y ello ocasiona mucha más dificultad para, digámosle, que se abran las compuertas y se expulse la sangre y residuos  del endometrio.

La medicina tradicional china nos dice que cuando el flujo de la energía vital a través del hígado se ha estancado y no puede circular correctamente y como que nuestras emociones son manifestaciones de ese Chi, tendremos irritabilidad, tensión emocional cuando se vaya aproximando la menstruación.  Se produce una congestión de las emociones, y el cuerpo intenta desbloquear ese estancamiento, a través de la ira, el mal humor, el llanto…

También dicen que  el útero está relacionado fisiológicamente al canal del corazón y al riñón y que el tener una menstruación sin dolor y fluida depende del estado de la esencia del riñón y la sangre del corazón. Si la sangre del corazón es deficiente, el Qi del corazón no desciende al útero. Si la esencia de los riñones es deficiente, la menstruación no ocurre.

La alimentación es también un factor clave en la presencia o no de padecer dolores, así como en la duración del sangrado de esas.  Las personas que basan su alimentación principalmente en alimentos vivos, respetando la integridad de estos, y así yo también lo he experimentado y experimento, tienen muy poco sangrado o incluso a veces no presentan prácticamente más que unas gotas o bien les dura este sangrado o goteo 1 o máximo 2 días.  Y  Lo mismo con el dolor, no suelen tener, no es mi caso, está claro, por el tema de la retroversión del útero y otros más… Y ¿esto a qué es debido?  Pues que la menstruación se considera desde un punto de vista higienista un mecanismo extraordinario de eliminación de la toxemia corporal. El cuerpo, con su innata sabiduría aprovecha todos los canales para expulsar lo que le sobra, en este caso expulsa a través de la menstruación, a través del vómito, a través de la diarrea, del sudor…

Hasta aquí la segunda parte.  Tal y como os comenté, este tema, si realmente partimos de una perspectiva integrativa abarca bastante campo. El próximo ya será la última parte. Hasta entonces, sed felices, saludables, amaros mucho y luchar por aquello que consideréis justo para vosotros mismos y para todo lo que os rodea.

 

Maite Gómez. Higienista en Salud Integrativa

Maldita menstruación (1ª Parte)

Vagina ¿Cómo sientes tus menstruaciones? ¿Cuáles son tus sentimientos, cómo te relacionas con ellas? ¿Las odias, te son sólo algo molestas, te son indiferentes o las amas?

Yo, siéndote sincera las he odiado y aún en la actualidad me siguen incomodando. Sí, sí, quizá te sorprenda mi afirmación, pero es lo que siento en base a mi experiencia desde que me vino por primera vez a los 11 años.  Y sí, soy consciente que tengo ahí tema que trabajar. Si la vida así me lo muestra, está claro que quiere que aprenda sobre ello.

 Según estadísticas, en la actualidad, entre un 50 y un 70% de las mujeres padecen de dolores menstruales. ¿Os sorprende esta cifra? ¿Cómo puede ser esto? Obviamente es indicativo de que algo no funciona en alguna parte o varias de nuestro cuerpo y como tal de nuestra sociedad, recuerda que no hay nada separado en el Universo, como adentro es afuera, y a la inversa, y  como arriba es abajo.  ¿A qué creéis que es  debido?  ¿Creéis que esos espasmos uterinos, esos dolores en los ovarios, sudores fríos, vómitos, diarreas, dolor de espalda, etc., es indicativo de un cuerpo saludable? ¿Crees que la naturaleza, la Vida ha querido realmente esto para nosotras? ¿No será que nosotras no  entendemos nuestra naturaleza, debido a haber recibido una falsa educación, a condicionamientos culturales y  por ello estamos tan desconectadas de ella?

El tema de los dolores menstruales resulta ser (al menos para mí) un tema algo complejo, pues intervienen bastantes factores en ello. En este caso se mezclan varios temas físicos, emocionales, mentales, transpersonales y/o generacionales.

 Empecemos por los físicos, partiremos de lo tangible hacia aspectos ya más intangibles del ser humano. A nivel físico, primeramente tendríamos que saber qué sucede en nuestro interior durante la menstruación. Sí, sabemos que ovulamos hacia mitad del mes, que sangramos, el agobio de las comprensas con alas, el oler bien, el no manchar, ¡Cuidado, alarma, que no nos vean, que no se note y que no lo noten! Aquí tenéis un vídeo en el que podéis ver cómo funciona la menstruación. Esto es clave para conocer este proceso, por lo menos entenderlo un poco.
http://ed.ted.com/lessons/how-menstruation-works-emma-bryce

Bueno, como este tema va a ser algo más larguito de lo habitual, lo he dividido en 3 partes, así que os dejo en intriga con las demás  causas y soluciones para la next week.

Sed felices, “Sana y concienciada Vida llena de alegría, entusiasmo, amor, acción e inspiración”.

Maite Gómez. Higienista en Salud Integrativa

Energía sexual, poderosa fuente de vida

amor¡Toma ya! ¡Que nos vamos al placer y disfrute del cuerpo!
La energía sexual es una potente fuerza de vida, que nos ha permitido y nos permite estar aquí a cada uno de nosotros. Es una parte esencial de nuestro Ser. Esta energía ha sido tabú y perseguida durante muchísimos años y es ya desde hace relativamente poco tiempo que el ser humano está despertando a esta energía. Y es que todo lo que se reprime viene luego con más fuerza. Ha sucedido con la homosexualidad, con la esclavitud…etc. Crecemos constantemente en los extremos de los polos, nos volvemos a desequilibrar para volver luego de nuevo al centro. Sí, así es como la gran mayoría evolucionamos, no sé el por qué pero así es.
Tal y como vemos continuamente, no hay nada separado de nada y en el tema de la sexualidad pues evidentemente tampoco. Cada persona tiene un ritmo de energía sexual, algunas personas se definen muy sexuales y esta energía está presente en ellas desde siempre, y en otras esta energía sexual va variando considerablemente el ritmo dependiendo de situaciones y períodos varios que la persona experimenta en la vida.

La energía sexual tiene también una gran relación con tu salud, con tu parte física, y en tus emociones, pensamientos y en tu parte más trascendental. Y todo siempre bajo un equilibrio, pues si existe un desequilibrio, con nuestra energía sexual todas las partes en nuestro cuerpo, así como nuestra actitud y relación hacia nosotros mismos y hacia los demás se va a ver afectada. Y es que el sexo lo puedes disfrutar como un acto en sí mismo, en el cual encuentra los limites en el orgasmo o eyaculación, pero también es muy enriquecedor el ser capaz de verlo, como una parte integrante de todas tus áreas.
Las personas debemos dialogar respecto a nuestra sexualidad tanto femenina como masculina, para entenderse un poco más. Tenemos que ser capaces de hablar de nuestra sexualidad libremente, sin tapujos y tampoco con risitas de fondo. 9542979609_89edffa72e_zSe trata de disfrutar de una sexualidad íntegra y saludable, ser capaces de cuestionarnos mitos y creencias sobre el sexo, y así que cada uno pueda experimentar de la manera que más le llegue. Al fin y al cabo, se trata de conocer tu cuerpo, de cómo te relacionas con él y eso significa también conocer en qué posición se sitúa tu sexualidad y tu sensualidad en tu día a día.
Y es que el sexo también es reír, es jugar, es placer. Es una forma de comunicarse, pudiendo así compartirlo con otros o disfrutarlo en la intimidad. La sexualidad se expresa a través de caricias, actitudes, valores, conductas, relaciones intrapersonales e interpersonales en tu día a día. Mi propuesta es el reclamo por el sexo como un valor, una manera de mejorar tu contacto con tu erotismo, con tu sexualidad, con tus emociones, tus pensamientos y por tanto con tu Salud y con tu Vida.

Venga, es tu turno, te toca, ¿Qué es para ti la sexualidad? ¿Cómo la sientes y vives?

Maite Gómez. Higienista en Salud Integrativa.