HIPERACTIVIDAD, TDHA y ALERGIA EN NIÑOS

 

TDHA, Hiperactividad y Alergia en niños

 

¿Qué  se esconde realmente en estas sintomatologías?

 

¿Crees que es algo que a algunos niños les ha tocado al azar?

 

¿Corresponde este cuadro a algo nuevo o bien ya existía antes?

 

 

Cada vez  oímos hablar más de niños hiperactivos, niños que presentan un estado generalizado de nerviosismo, irritabilidad e incluso agresividad, de niños que no consiguen estar tranquilos, que rompen en berrinches, que no consiguen estar en calma y en paz, de niños que tienen dificultad para concentrarse en la escuela, que no pueden seguir las clases, que están desconectados de sí mismos, de niños que no están viviendo su Autenticidad desde la más sana, íntegra y vital infancia.

Todos estos síntomas han sido nombrados por varios profesionales médicos y de diversas instituciones con el nombre de TDHA, HiperactividadAlergia en niños.

Quizá eres madre, padre, familiar o amigo y estás viviendo este episodio muy de cerca o bien quizá sólo tengas curiosidad en conocer cuáles son los factores que lo ocasionan.

Si es así, este post es para ti.

Las maneras generales de proceder en forma de “solución” o  remedio que suelen prescribir médicos alópatas, de medicinas alternativas y a las que también se suman algunas instituciones escolares, son:

  • “Bajarle las revoluciones al niño porqué tiene demasiada energía”
  • “Anestesiarlo de alguna manera a dosis terapéuticas con fármacos(drogas)”
  • “Darles anti-histamínicos para combatir los picores de las alergias”

Y quién sabe qué más. Quizá se inventen algún día los lobby farmacéuticos alguna vacuna para ello.

¿Crees que esto es una medida  sensata, saludable y eficaz que se ajusta a la naturaleza, integridad y despliegue del potencial  del niño?

 

O, ¿es más bien un remedio basado en una línea mecanicista, rápida y combativa, tal y como presenta la medicina alópata o convencional u otras medicinas que también tratan, aunque de forma menos agresiva?

 

¿Y si nos centramos en averiguar las causas que originan estos trastornos o disfunciones en lugar de ahogar los síntomas?

 

Para ello, necesitamos estar dotados de una visión global y holista de la persona. Esto es lo que hacemos los verdaderos Higienistas profesionales de la salud y de la nutrición. No tratamos los síntomas, sino que nos enfocamos en averiguar la causa/s que están ocasionando la disfunción, trastorno o patología en primer lugar, para seguidamente aplicar las medidas higiénicas y fisiológicas de salud y proceder con ello, a despertar los procesos propios de auto sanación del organismo.

¿Cómo se Manifiesta?

Esta sintomatología de la Hiperactividad, TDHA o Alergias la encontramos manifiesta en los siguientes comportamientos:

  • Niños poco atentos.
  • Con períodos de atención corto.
  • Piernas en continuo movimiento.
  • Falta de coordinación.
  • Dificultad para dormirse.
  • Comportamiento nervioso, irritable, tenso, con mal genio.
  • Cansado, débil, deprimido.
  • Nariz moqueante, con picores, continuos resfriados.
  • Dolores de cabeza, de espalda, de articulaciones.
  • Problemas estomacales (gases, mal aliento, vómitos, diarreas, estreñimiento…)
  • Cálida pálida, con ojeras e hinchazón bajo los ojos.
  • Hinchazón nódulos linfáticos del cuello.

Esta sintomatología es la manera que dispone el cuerpo del niño y también del adulto, de avisar que su interior se encuentra intoxicado y lleno de venenos.

¿Qué es lo que ha provocado esa Intoxicación?

Este acúmulo de toxemia se ha producido por diversos factores, encontrando entre los principales los siguientes:

  • La acumulación de toxemia presente en el embarazo de la madre, se le ha transmitido al niño.
  • Las vacunas (atentados y crímenes a la salud del niño  y del adulto).
  • Una alimentación no adecuada, no diseñadada fisiológicamente para el niño ni para el adulto.
  • Necesidades vitales no cubiertas (falta de sueño, descanso,  juego, relación, contacto con la naturaleza…)
  • Una desarmonía, falta de entendimiento, educación y atención en el hogar.
  • Mala praxis educativa, en cuanto al trato individualizado que requiere todo niño en el ámbito escolar.

Explicación de las causas

-Toxinas y venenos procedentes del organismo de la madre, se han transmitido al niñ@ durante la gestación.
 
-Las cantidades enormes de sustancias peligrosas y venenosas presentes en las vacunas, han afectado a la estructura orgánica y desarrollo del niño.
Numerosos estudios ponen en evidencia cómo la gran cantidad de aluminio y mercurio y de otras muchas sustancias peligrosas, presente en las vacunas, puede causar daño neurológico, destruyendo las células del cerebro y las neuronas.
Evidencias en numerosos estudios, sitúan a las vacunas como causantes principales del autismo.
Se han realizado estudios, que afirman que la exotoxina, una neurotoxina presente en este peligroso coctail químico de las vacunas, producen encefalopatía o trastornos cerebrales.
 
“Cuando el vínculo entre la vacuna insegura de mercurio y el autismo, el TDHA, el asma, las alergias y la diabetes se vuelva innegable, la medicina convencional lucirá un ojo negro inmenso, auto-infligido y bien merecido. Luego vendrán los premios de mil millones de dólares, por parte de jurados furiosos para  los niños y sus familias. No puedo esperar “. Dr. Rimland MD

“Evidencia de daño: el mercurio en las vacunas y la epidemia de autismo: una controversia médica” por David Kirby

 

– Es precisamente esta acumulación de toxinas lo que resulta en la hiperactividad, alergias u otro comportamiento anormal llamado TDHA.

Los síntomas anteriores son todas indicaciones provenientes de la Toxicosis.

Claramente, el cuerpo está intentando eliminar toxinas a través de los muchos y variados canales que tiene para este fin.

Las Toxinas son eliminadas de este modo a través de las membranas mucosas de la nariz, a través de la orina,  de los riñones, etc.

La ingesta de comida inadecuada(carnes y derivados de esta, bollerías, azúcares,  etc), sumada a las inadecuadas combinaciones alimentarias, la toma de refrescos(Coca cola, Fanta, Sprite, etc.), generan acidez en el organismo y esto ocasiona dolor, náuseas, y los síntomas aquí enumerados, entre muchos otros.

Aquella comida a los que la mayoría de los niños y adultos son “alérgicos” incluyen leche, trigo, azúcar, huevos, chocolate, colorantes alimenticios, los químicos y conservantes en la carne para su conservación y  mejor aspecto (benzoato de sodio, nitratos, ácido benzoico, etc.).

Todos estos productos contienen sustancias tóxicas y producirán Toxicosis en todos aquellos que los consumen.

La leche materna es el alimento perfecto para los bebés, pero después de destetarlos no la necesitan, tampoco la leche proveniente de los animales, que le sirve para un óptimo crecimiento a la cría del animal no humano,  no siendo así para el bebé humano ni para el adulto.

Factores que contribuyen a desencadenar Hiperactividad, TDHA y  Alergias

 

 No podemos  digerir de forma apropiada la leche debido a la falta de la enzima lactosa que convierte la lactosa de la leche en glucosa y galactosa.

La leche y productos lácteos que no han sido digeridos, fermentan en el estómago y contribuyen a la Toxicosis, al igual que lo hacen los productos como la carne y derivados de esta. No son alimentos diseñados para la especie humana y la ingesta de estos. Junto con las químicas que le añaden, siembra en algunos de forma más reactiva que en otros, un terreno propicio para el desarrollo de múltiples disfunciones y patologías.

 

  • El trigo con su proteína, el gluten, es un producto formador de ácido y su consumo causa estragos en todos los canales del cuerpo. Lo encontramos transformado en pan y en bollería con un sinfín de sustancias pésimas para el óptimo funcionamiento del cuerpo (aditivos, mejorantes panarios, conservantes, levaduras, cal…)
  • El exceso de azúcares refinados reduce los minerales necesarios de nuestros huesos, y tejidos y es el causante de numerosas estados patológicos.
  • El chocolate y el cacao interfieren con la asimilación de calcio en el cuerpo y contienen teobromina que tiene los mismos efectos negativos que la cafeína.
  • Los colorantes alimenticios son tóxicos y nunca deberían consumirse.

Todos los alimentos mencionados anteriormente son perjudiciales para todo el mundo y no deberían consumirse.  Es inútil tratar de determinar cuál es el peor agresor. Todos ellos son nocivos.

La causa básica de estos cuadros es una Vida insana. La mala alimentación es generalmente un pilar importante, aunque como vemos hay otros muchos.

Tienes que saber que…

Ningún niño que come principalmente frutas, verduras, algo de pseudo-cereales (quinoa, sarraceno, etc.), algo de frutos secos y semillas frescas, crudas, mostrará un comportamiento tan anormal. Además de esto, es importante que todas las demás necesidades de la salud se satisfagan: descanso y sueño adecuados, ejercicio,  relación, sol, aire fresco, juego…etc.

Cuando estas condiciones se satisfacen, cuando se le permite al organismo que se limpie en su medio interno,  el cuerpo sanará y mantendrá un estado sano e idóneo para acompañar y desplegar las facultades de crecimiento y desarrollo vital del niño.

 Los niños y adultos con  buena Salud  comen alimentos íntegros y vitales.

  • No sobrecargues sus órganos, a nivel biliar, hepático, pancreático, renal y cerebral con proteínas y grasas cárnicas, con cereales,  azúcares refinados; crearás acidosis,  cuerpos cetónicos y trastornos y disfunción en sus órganos.
  • No tengas miedo de nutrirlos con alimentos íntegros. Es la única manera de curarlos y de curarte y de reconstruiros a nivel cerebral y físico.
  • Respecto a los lobbies del azúcar, leche, carne…No te creas toda esa publicidad engañosa. Alimentos muy modificados químicamente por la cocción que sus moléculas se asemejan al plástico, ocasionan problemas linfáticos, obstruyen el flujo de energía en el niño y en tí.

¡Y por Dios!

  • No drogues a tus niños con fármacos, sean éstos químicos o naturales ni pongas en peligro su salud, dejando que les inyecten las peligrosas vacunas.
  • No tapes los síntomas con los que sus cuerpecitos se expresan. Estarás creando pésimos efectos secundarios, generando adicción e interfiriendo en su despliegue y potencial vital.
  • Se coherente y sensato/a. Cría a tu niño con una alimentación donde prime principalmente los Alimentos que proporcionan nutrientes, vitalidad y un desarrollo armónico en todas sus funciones corporales y en cada una de sus áreas.
  • Con esto y con una adecuada educación, basada en el amor y que respete su individualidad, todos estos síntomas y disfunciones, desaparecerán.

 

Si no sabes por dónde empezar ni cómo llevarlo a cabo, si necesitas un servicio personalizado de Asesoría o Mentoría, sea para tu hijo o bien para ti, contáctame y vemos junt@s como hacerlo.

Estoy ofreciendo una primera sesión gratuita. Para reservarte hora en mi agenda, clica en este link y resérvate tú mism@, 

https://vithem.setmore.com/resourcebookingpage/r6bcb1518721188805

Maite Gómez. Higienista en Salud Integrativa. Asesora y  Educadora higienista de Salud natural y de Nutrición fisiológica. Experta en ayuno y dietas de desintoxicación. Coach vital y sexual.

 

Pixabay CC0 Public Domain

¡Creciendo saludables y vitales desde peques con una Nutrición Natural!

ninos-500¡Ei! ¿Qué tal baby?

En este artículo te hablo sobre la alimentación natural en los peques y niñ@s en edad de crecimiento. Así que si tienes alguno o conoces a alguien que tenga y que se muestre receptivo en la autogestión de Salud de su hij@, este post te será y le será también a la persona de gran ayuda. Primero de todo vamos a ver en qué consiste una  Alimentación Natural, ¿ok? Let’s go!

Un alimento natural es todo aquel que nos ofrece la Madre Naturaleza y que nos lo podemos comer tal cual, sin necesidad de cocción. Son las frutas/os (todo aquel que nos lo proporciona la planta o el árbol y/o que contiene semilla), algunas hojas verdes, algo de semillas como girasol, calabaza, etc.-, y algunas oleaginosas (frutos secos), tales como almendras, nueces, etc. Este es el alimento ideal para el ser humano y como tal también para los niños, exceptuando los frutos secos cuando aún son muy pequeños.  Cualquier proceso al que sometamos ese alimento natural, lo más común es la cocción, a una temperatura superior a unos 45 grados, destruye una gran parte de los nutrientes del alimento. A más temperatura, mayor destrucción de vitaminas, minerales enzimas y proteínas.

Está claro que hay alimentos que necesitan la cocción para poder ingerirlos, pero casi siempre encontramos una alternativa a esto en el germinado. Por ejemplo podemos germinar (dar Vida) a las legumbres, a los cereales y pseudocereales, es mucho  más saludable que la cocción aunque podemos ir alternando. Podemos incluir aquí también las bebidas vegetales (de arroz, de almendra, avellana, de coco…),  pues no requieren de digestión y nos sientan muy bien, también las cremas de verduras, con algún cereal..son fáciles de digerir. Podemos elaborar también dulces riquísimos, muy sencillos, saludables y nutritivos.  También chuches, pero estas, saludables. Lo conseguimos con las frutas deshidratadas, sin azúcares añadidos ni sulfatos. Todo, absolutamente TODO, lo que precisa nuestro organismo, en requerimientos nutricionales, los encontramos en la Nutrición Natural.

Otro tema a considerar aquí es el de las compatibilidades alimentarias. Aunque alimentemos a nuestro peque de Vida, que es para lo que está diseñado nuestro organismo, también tenemos que tener en cuenta el tema de las combinaciones para poder digerir y asimilar bien los nutrientes del alimento.

Los niños, al estar en pleno crecimiento, necesitan más que los adultos, de buen alimento nutritivo. Ellos están conectados con su Esencia, con la Naturaleza y con la Vida. Además de nutrirse con los alimentos, se nutren de todo lo que les rodea en forma de sensaciones, curiosidad, alegría, por eso a veces no tienen hambre.baby-84686_1280

Respeta también ahí su decisión de no comer en ciertos momentos, ayúdales en la gestión de sus emociones y no las tapes con la comida. Ayúdales a que crezcan saludables, dándoles la Alimentación natural que les corresponde como especie humana. Edúcales en el respeto y amor por los animales, en la riqueza de los alimentos puros, colores, texturas, sabores, olores. Sus cuerpitos están limpios y con mucha energía vital. Mantenlos siempre así, no los ensucies ni obstruyas. Ya verás cómo los catarros, trastornos, enfermedades y demás desequilibrios a nivel emocional, no tendrán presencia en ellos.

Desde pequeñit@s, en los hábitos de la alimentación se adquieren y se fijan los sabores, experiencias que pasarán luego al recuerdo. Muchas necesidades vitales, temas emocionales  los ahogamos con la comida, especialmente en los niños. Si creamos ahí ese patrón adictivo desde pequeños, tendremos que trabajarlo después y créeme, cuesta mucho más cuando somos adultos.

Uno de los mejores regalos que les puedes ofrecer es educarlos en una Alimentación Natural desde pequeños. Vamos, no tienes nada que perder y tu niñ@ y tú muchísimo que ganar!

Si quieres realizar el cambio en la alimentación de tu hij@ y quieres hacerlo de una manera consciente, de integración de hábitos de una manera perdurable, y con una cierta responsabilidad e implicación en el proceso, está claro que primero tienes que empezar por tí mism@. Así que ello es una oportunidad para los dos o tres o toda la family! ¿Qué no sabes por dónde empezar? ¿Has buscado por varios medios y uno dicen una cosa, otros otra y hay dispersión? Pues contáctame e iniciamos un programa específico, a través de mis consultas higienistas y de coaching y según tus necesidades. 

¡Nos vemos en el próximo post!

Maite Gómez. Higienista en Salud Integrativa.