¡Creciendo saludables y vitales desde peques con una Nutrición Natural!

ninos-500¡Ei! ¿Qué tal baby?

En este artículo te hablo sobre la alimentación natural en los peques y niñ@s en edad de crecimiento. Así que si tienes alguno o conoces a alguien que tenga y que se muestre receptivo en la autogestión de Salud de su hij@, este post te será y le será también a la persona de gran ayuda. Primero de todo vamos a ver en qué consiste una  Alimentación Natural, ¿ok? Let’s go!

Un alimento natural es todo aquel que nos ofrece la Madre Naturaleza y que nos lo podemos comer tal cual, sin necesidad de cocción. Son las frutas/os (todo aquel que nos lo proporciona la planta o el árbol y/o que contiene semilla), algunas hojas verdes, algo de semillas como girasol, calabaza, etc.-, y algunas oleaginosas (frutos secos), tales como almendras, nueces, etc. Este es el alimento ideal para el ser humano y como tal también para los niños, exceptuando los frutos secos cuando aún son muy pequeños.  Cualquier proceso al que sometamos ese alimento natural, lo más común es la cocción, a una temperatura superior a unos 45 grados, destruye una gran parte de los nutrientes del alimento. A más temperatura, mayor destrucción de vitaminas, minerales enzimas y proteínas.

Está claro que hay alimentos que necesitan la cocción para poder ingerirlos, pero casi siempre encontramos una alternativa a esto en el germinado. Por ejemplo podemos germinar (dar Vida) a las legumbres, a los cereales y pseudocereales, es mucho  más saludable que la cocción aunque podemos ir alternando. Podemos incluir aquí también las bebidas vegetales (de arroz, de almendra, avellana, de coco…),  pues no requieren de digestión y nos sientan muy bien, también las cremas de verduras, con algún cereal..son fáciles de digerir. Podemos elaborar también dulces riquísimos, muy sencillos, saludables y nutritivos.  También chuches, pero estas, saludables. Lo conseguimos con las frutas deshidratadas, sin azúcares añadidos ni sulfatos. Todo, absolutamente TODO, lo que precisa nuestro organismo, en requerimientos nutricionales, los encontramos en la Nutrición Natural.

Otro tema a considerar aquí es el de las compatibilidades alimentarias. Aunque alimentemos a nuestro peque de Vida, que es para lo que está diseñado nuestro organismo, también tenemos que tener en cuenta el tema de las combinaciones para poder digerir y asimilar bien los nutrientes del alimento.

Los niños, al estar en pleno crecimiento, necesitan más que los adultos, de buen alimento nutritivo. Ellos están conectados con su Esencia, con la Naturaleza y con la Vida. Además de nutrirse con los alimentos, se nutren de todo lo que les rodea en forma de sensaciones, curiosidad, alegría, por eso a veces no tienen hambre.baby-84686_1280

Respeta también ahí su decisión de no comer en ciertos momentos, ayúdales en la gestión de sus emociones y no las tapes con la comida. Ayúdales a que crezcan saludables, dándoles la Alimentación natural que les corresponde como especie humana. Edúcales en el respeto y amor por los animales, en la riqueza de los alimentos puros, colores, texturas, sabores, olores. Sus cuerpitos están limpios y con mucha energía vital. Mantenlos siempre así, no los ensucies ni obstruyas. Ya verás cómo los catarros, trastornos, enfermedades y demás desequilibrios a nivel emocional, no tendrán presencia en ellos.

Desde pequeñit@s, en los hábitos de la alimentación se adquieren y se fijan los sabores, experiencias que pasarán luego al recuerdo. Muchas necesidades vitales, temas emocionales  los ahogamos con la comida, especialmente en los niños. Si creamos ahí ese patrón adictivo desde pequeños, tendremos que trabajarlo después y créeme, cuesta mucho más cuando somos adultos.

Uno de los mejores regalos que les puedes ofrecer es educarlos en una Alimentación Natural desde pequeños. Vamos, no tienes nada que perder y tu niñ@ y tú muchísimo que ganar!

Si quieres realizar el cambio en la alimentación de tu hij@ y quieres hacerlo de una manera consciente, de integración de hábitos de una manera perdurable, y con una cierta responsabilidad e implicación en el proceso, está claro que primero tienes que empezar por tí mism@. Así que ello es una oportunidad para los dos o tres o toda la family! ¿Qué no sabes por dónde empezar? ¿Has buscado por varios medios y uno dicen una cosa, otros otra y hay dispersión? Pues contáctame e iniciamos un programa específico, a través de mis consultas higienistas y de coaching y según tus necesidades. 

¡Nos vemos en el próximo post!

Maite Gómez. Higienista en Salud Integrativa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *